fbpx

PepeAldeaJarinLoco sPepe Aldea cuenta...

postbullets Cuenta cómo y dónde se te ocurrió la idea de escribir tu obra.

Desde niño he sido muy aficionado a leer y a escribir, con un propósito simplemente lúdico. Con edad escolar escribía por iniciativa propia cuentos y alguna poesía de calidad más que dudosa. También creaba mis propios tebeos junto con otro compañeros, principalmente remedos de superhéroes y monigotes de trazo escuálido que pretendían parecerse a Mortadelo o Astérix.

 Con el discurrir de los años no abandoné mi afición, pues continué redactando textos que iban naciendo en forma de diarios, ensayos, piezas de teatro, cuentos o análisis de los temas que me preocupaban, a veces por solicitud de amigos que sabían de mi gusto por diseccionar la realidad y desmitificar quimeras.

pepeAldeaDentro de este contexto previo, El Jardín del Loco surge en el siguiente escenario: en el verano de 2018, tras una experiencia personal traumática empecé a escribir, al principio más bien como catarsis, una crónica y análisis de la situación que me estaba literalmente consumiendo. Empecé a refugiarme en el humor para deformar la realidad y hacerla más soportable, hasta que comprobé algo muy singular: al repasar el archivo de mi biblioteca personal, con muchos textos ya olvidados,  que aparecía una historia que hilvanaba de manera diacrónica los acontecimientos. No tuve más que ir juntando las piezas del puzle y moldear el conjunto para ir otorgando coherencia y un marco adecuado a las situaciones que aparecían.

Después de un gran esfuerzo inicial y muchos altibajos, una vez puesta la maquinaria en marcha, la novela fue apareciendo fácil y rápidamente.

postbullets ¿De dónde sacaste la información? Cuéntame cómo fue el proceso de escritura.

Las fuentes de información donde hay un análisis más detenido están detalladas en la bibliografía, que no son sino cómplices necesarios de la historia principal.

El libro es en sí mismo un universo rico en detalles que pueden pasar inadvertidos: son abundantes las llamadas de atención hacia temas que oscilan entre el misticismo y la reflexión social, desde un punto de vista que busca ante todo la objetividad. Son además constantes las referencias al mundo cultural, literario, musical, cinematográfico; han sido décadas de lectura, butaca de cine y culto al vinilo.

Escribir es para mí, ante todo y sobre todo, pasión y afición; sería incapaz de distinguir si me gusta más leer o escribir, una cosa me lleva a la otra.

postbullets ¿De dónde te vienen las ganas de escribir?

Es difícil de definir. Las ganas aparecen, tanto como las ideas, en el momento más inesperado.

Puedo escribir de forma volitiva, intelectual o práctica en cualquier momento, pero otra cosa es la creación literaria. Puedo estar un día entero para crear un párrafo que me convenza o escribir un capítulo entero en apenas una hora; me resulta casi imposible manejar a voluntad lo que los clásicos llamaban musa.

Puedo propiciar su aparición simplemente poniéndome a escribir, pero sin garantías de éxito.

postbullets¿Cuánto tiempo te llevó escribir el libro?

El grueso del libro lo creo en apenas tres semanas en el verano de 2018, pero como Jardin del Loco sexpliqué antes está basado en relatos de décadas y la experiencia de toda una vida. Es una obra que nace prematura pero con edad adulta.

postbullets ¿Cómo compaginaste tu vida cotidiana con la escritura del libro?

Sin ningún problema. Ya contaba con la mayor parte del texto que serviría de soporte, y la mayor parte de la historia la hilvano durante mis vacaciones.

postbullets ¿Cuáles fueron las principales dificultades con las que te encontraste?

Sin duda, la gran dificultad de hacer coincidir en el mismo momento el rapto de inspiración con la disponibilidad para escribir, además del esfuerzo que supone la escritura creativa.

Aunque cueste creerlo, el ejercicio literario exige un gran empleo de energía; en mi caso escribir más de dos horas sin pausa me resulta casi imposible, necesito hacer una pausa para distraerme o realizar alguna actividadfísica.  

Además, en el ámbito personal tuve algunas dificultades e interferencias que me apartaban de la concentración necesaria. Por fortuna, logré transformar estas dificultades en aliados, pues las influencias que más me perturbaban las utilizabapara alimentar el fogón de la novela.

postbullets ¿Tenias un sitio especial para escribir?

Tengo un despacho en mi casa donde realizo la mayor parte del trabajo, sobre todo la redacción final. También he escrito partes en la Biblioteca Municipal de Pinto, donde me suelo refugiar los sábados por la mañana.

Como la inspiración puede asaltar en cualquier lugar y cualquier momento, siempre tengo a mano la grabadora del móvil y algo para escribir para no perder los vislumbres creativos que me suceden de forma tan frecuente como inesperada.

Así, he escrito o grabado en sitios tan dispares como el AVE, aviones, hoteles, coches o el campo. Después, en mi despacho transcribo notas y audios y doy coherencia a las ideas, muchas veces hasta altas horas de la noche pues tengo escasa necesidad de dormir.

postbullets Cuéntame alguna anécdota sobre tu proceso de escritura      

Destacaré algo que está narrado en el libro de forma literal, con los nombres y detalles cambiados.

Estudié Formación Profesional en los años ochenta en un instituto salesiano, donde recibíamos una profunda educación religiosa, como es lógico. Era frecuente tener que realizar exégesis de citas bíblicas, donde debíamos ceñirnos al tratamiento escolástico que mejor se ajustara a la cuestión de la fe católica. Como gesto de rebeldía ante la imposibilidad de expresar mi propio criterio, que era corregido y censurado si se salía del guión, escribí por mi cuenta una historia basada en un pasaje de la Biblia pero con un tono satírico y divertido, muy parecido a lo que se puede encontrar en mi libro.

Esta historia se la dejé a un compañero que le hizo mucha gracia y me olvidé de ella. Unas semanas después, me dijo que sintonizara una emisora de radio a cierta hora, que me llevaría una sorpresa.

Sin saber de qué iba la cosa, oí cómo radiaban mi relato, del que me había arrebatado la autoría, mientras el locutor alababa el “ingenio” y “sentido del humor” del compañero plagiador. Calculo que tendríamos entre quince y dieciséis años; en su día me fastidió bastante, pero hace tiempo que simplemente me río al referir esta anécdota.

postbullets Por último ¿Qué quieres decirle a tus lectores?

Vi un reportaje sobre Parque Jurásico en el que Spielberg explicaba que había hecho la película que le hubiera gustado ver de niño, ante la escasa calidad de las producciones de su época.

En mi caso es parecido, he escrito el libro que me hubiera gustado leer a mí como amante de la lectura, aunque por fortuna yo sí pude disfrutar de plumas geniales que cautivaron mi interés y alimentaron mi espíritu: desde Cervantes a Umbral, desde Calderón a García Márquez, desde Valle-Inclán a Woody Allen, desde Homero a Camus.

Finalmente, tan solo agradecer a estos autores y tantos otros que no me caben en estas líneas los buenos ratos de lectura y, por supuesto, a mis lectores por ser partícipes activos de ese rasgo tan típicamente humano que se expresa a través de la literatura.

Compartir

Tras una experiencia personal traumática empecé a escribir, al principio más bien como catarsis, una crónica y análisis de la situación que me estaba literalmente consumiendo.
El ejercicio literario exige un gran empleo de energía; en mi caso escribir más de dos horas sin pausa me resulta casi imposible, necesito hacer una pausa para distraerme

 

Otras Entrevistas:

LA redonda xs ¡Infórmate sin compromiso!    Contact-Methods-Phone-icon 91 151 16 14 \\ 640 826 278 \\ info@letrasdeautor.com

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies