Francisco Gómez Canella cuenta...

Entrevista a Francisco Gómez Canella autor de la novela Mensajes Anónimos que Letras de Autor ha editado recientemente.

postbullets Cuenta cómo y dónde se te ocurrió la idea de escribir tu novela.

paco gomez canellaLa idea surgió en Alicante, después de que mi mujer leyera mi anterior libro, DESPIERTA, que es un libro de Autoayuda y Motivación. 
Cuando lo terminé me dijo que quería que le escribiese una novela narrativa, ya que siempre he tenido una gran imaginación.
He de decir que su petición al principio me sorprendió y asustó. Nunca había escrito una novela, y ella es una lectora «compulsiva» acostumbrada a leer autores con muchos best seller en el mercado.

 

Escribir algo que le gustase y emocionase era todo un reto nuevo para mí.
Le hice prometer que cuando leyese el manuscrito tenía que hacer su propia crítica y que si no le gustaba tenía que decírmelo, ya que en ese caso no la publicaría.
No había leído más que las 15 primeras hojas cuando me dijo que era muy buena, que la estaba enganchando de tal forma que no pensaba acostarse hasta no terminarla. A los dos días la terminó y me felicitó porque le había encantado.
Su crítica fue determinante para que me decidiese a editarla.

postbullets ¿De dónde sacaste la información? Cuéntame cómo fue el proceso de escritura.

mensajes anonimos sSiempre he acabado lo que me he propuesto, así que me puse a pensar en un primer argumento.
A los dos nos gusta mucho viajar y conocer España. Decidí ambientar la novela en un lugar que a los dos nos atrae, y conocemos bien, Galicia.
Por la trama que iba surgiendo, era necesario desplazar temporalmente a la protagonista Noa, fuera de España, así que escogí otro escenario. Esta vez fue Tasmania.
Como no tenía ni idea de localizaciones en dicho lugar, no me quedó más remedio que investigar y estudiar todo lo relacionado con la obra, lugares, costumbres, folklore, etc etc.
Para ello acudí a internet y con paciencia fui haciendo un estudio exhaustivo para resolver todas las dudas que se me planteaban y necesitaba. Como es lógico, caí en varias contradicciones, que en segunda lectura, tuve que subsanar.
A medida que iba escribiendo pude darme cuenta que empezaba a creerme que era un escritor, pensaba como un escritor y deseaba terminar la novela para empezar la siguiente, y la siguiente y todas las que viniesen a continuación.
Atrás quedaban mis treinta años como Terapeuta Ocupacional al servicio de mis pacientes, a los que durante ese tiempo me dediqué en cuerpo y alma.

postbullets ¿De dónde te viene las ganas de escribir?

Sonará algo raro, pero la primera idea de escribir un libro en serio, me vino hace cuatro años estando tumbado en una camilla, en un antequirófano, a punto de ser intervenido a vida o muerte de corazón.
Con anterioridad había escrito mucho como Terapeuta, para las conferencias y los congresos de rehabilitación a los que era invitado como ponente.
De muy joven me daba por escribir pequeños poemas, de los cuales aún conservo alguno, pero nunca sentí la necesidad de dedicarme en serio a ello.

postbullets ¿Cuáles fueron las principales dificultades con los que te encontraste?

Muchas de las páginas consultadas venían en inglés, idioma que casi no hablo y mucho menos leo. Esto me hizo perder muchas horas.
A veces consultaba algún tema profesional por internet y tardaba varios días en recibir la respuesta a mi pregunta. Continuaba escribiendo lo que a mí me parecía correcto y cuando recibía la información, lo corregía si era necesario.

postbullets ¿Cómo compaginaste tu vida cotidiana con la escritura del libro?

Por suerte hace años deje de trabajar y dispongo del tiempo necesario para dedicar a mi mujer y a escribir, ya que los hijos ya están emancipados.

postbullets Cuéntame alguna anécdota sobre tu proceso de escritura.

Creo que un autor tiene que implicarse en la vida y los sentimientos de sus personajes para ser creíble al lector. Esto implica que si eres sensible, de «lagrima fácil» muchas veces, te emocionas con lo que estas escribiendo.
Soy de esas personas que al ver una película tierna, o leer un libro emotivo, no puede contener una «lagrimita». 
Pues bien, basta que no quiera que mi mujer me pille en esos momentos, para que entre en mi despacho y al verme de tal guisa me suelte. – ¿Otra vez llorando cielo? Lo tuyo no tiene remedio. – Llorando si ¿qué pasa? A ti quiero verte cuando lo leas.
No hay por qué esconder las emociones. De alguna manera, el lector las percibe y las agradece.

 

Compartir

LA redonda xs ¡Infórmate sin compromiso!    Contact-Methods-Phone-icon 91 151 16 14 \\ 640 826 278 \\ info@letrasdeautor.com

LETRAS DE AUTOR, S.L. le informa para cumplir con el Real Decreto – ley 13/2012 de 30 de marzo que nuestro sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación, pudiendo deshabilitar esta opción desde su navegador. Política de Cookies