fbpx

¿Cómo saber si tu obra necesita
la corrección de un profesional?

¿Es tu primera obra? Seguro que necesitas una corrección de estilo.

¿Es la 2º obra que escribes? Ahora tienes más responsabilidad con tus lectores. Necesitas una corrección de estilo.

¿Ya es tu 4º obra y te consideras perro viejo? Si has aprendido algo por el camino sabrás que necesitas una corrección de estilo. Tú responsabilidad con los lectores aumenta con el nº de ellos que te siguen y te leen.  

Más lectores -> Mayor tirada -> Mayor inversión -> Más responsabilidad.

Con esto quiero dar a conocer dos conceptos, por un lado la importancia de la corrección de estilo en una obra y por otra el valor o más bien el regalo que es recibir una corrección profesional y aprender de ella.

No te puedes creer la cantidad de gente que se ofende cuando le propongo una corrección de estilo. Desde mi punto de vista no importa si eres catedrático de universidad o tienes 5 masters. Un corrector de estilo es necesario siempre. La mirada de un profesional elimina de nuestros escritos los tic que todos tenemos y que usamos repetidamente sin darnos cuenta.

El libro es tu tarjeta de presentación y no querrás que esté lleno, no ya de faltas de ortografía, sino de errores de puntuación, palabras repetidas, párrafos enrevesados, ideas a medio concretar o frases que no aportan nada.

El tema es que cuando no te distancias lo suficiente del texto tu cerebro conoce y recuerda el texto, por lo que dificulta la tarea de una lectura objetiva. Aunque te esfuerces es imposible. Y si eres un pelín disléxica como yo, la tarea se vuelve completamente imposible.

Necesitarás unos dos o tres meses para poder leer el texto como si fuera la primera vez. Es por eso que muchos autores son capaces de detectar sus propios errores cuando leen el libro en papel. Antes han sido incapaces, y se lamentan: “¡Mira que lo he leído mil veces!”

Un profesional hace esa tarea por ti, sin emociones, sin ideas preconcebidas, con objetividad.

 

 

Un consejo: 3 razones por las que tu amigo NO debe corregir tu libro

Esta es la opción que usamos más a menudo la mayoría de los autores y es la de dar a leer la obra a un amigo. Pobre amigo. Tal vez te quedes sin amigo.

Como ya hemos dicho, para corregir un texto hace falta objetividad y el autor es el menos indicado para hacerlo.

La segunda persona menos indicada para corregir el libro es tu amigo.

En el amigo incluyen varios sentimientos:

  • Por una parte, no quiere herir tus sentimientos.
  • Por otra parte, tal vez, no se considera lo suficientemente capacitado para contradecirte.
  • Y por último, no quiere perderte como amigo.

Y de esto hablo por experiencia propia. Hace unos años un amigo me pidió leer y comentar su obra. Yo lo hice con toda mi buena voluntad, quería demostrarle que mis años de experiencia me capacitaban y podía serle muy útil, quería que aprendiera cómo mejorar su obra.

Fue un fracaso rotundo. Apenas me dejó terminar la lista de cosas que llevaba apuntada en mi libreta. Y lo peor de todo, no he vuelto a tener una conversación con él, ni siquiera del tiempo.

Así que: No pongas a tu amigo en un aprieto.

Los amigos, al igual que tu pareja, o tu primo, van a leer la obra con una buena predisposición hacia ti y ese punto emocional les va a permitir ver las cosas buenas y anular su visión crítica.

Mi consejo: ¡Cuida a tus amigos!

 

Pide Información

 

Qué revisa un Corrector de Estilo

Con frecuencia tendemos a pensar que un corrector se limita a encontrar erratas en nuestro texto y poco más. Eso corresponde a la corrección ortotipográfica del texto. Un corrector de estilo realiza todas estas tareas:

  • Revisa conceptos gramaticales derivados de una mala redacción o del desconocimiento de las normas en uso. Subsana errores derivados del empleo de tiempos incorrectos y los unifica para que el texto tenga un orden lógico, ajusta la puntuación y revisa los conectores.

    .

  • Estudia la estructura interna del texto, así como la sintaxis de las oraciones para asegurar que se sigue el orden cronológico y narrativo adecuado.

    .

  • Verifica el orden de presentación de la información, si sobra o falta algo y si el lector dispone de todo lo necesario para comprender, disfrutar y aprovechar lo que estamos exponiendo.

    .

  • Revisa el vocabulario para eliminar cosas como: arcaísmos, palabras repetidas o que su significado no se ajuste al texto… El objetivo será asegurar que todo lo que se dice en el texto se adecue a las normas de la zona en que se va a publicar.

    .

  • Sintetiza para eliminar lo innecesario, adecuando el registro del texto al público que nos va a leer.

 

 

Cómo leer el informe de corrección de estilo

Nuestro ego como escritor puede hacer que veamos al corrector como alguien que nos juzga o pone en tela de juicio la calidad de nuestra escritura. Al contrario, un corrector de estilo es un aliado muy valioso y trabajará a favor de nuestra obra, realizando sugerencias de mejora, pero respetando siempre el estilo y la voluntad del autor.

Las correcciones hay que leerlas con la mente abierta y con una actitud de humildad, intentando sacarle todo el jugo posible, es una oportunidad única que se nos brinda para que podemos aprender de nosotros mismos como escritores, en cada uno de los párrafos.

Para mejorar, siempre para mejorar. Seguro que la próxima vez que escribas estarás  atento a esos tics que nos ha descubierto el informe y los eliminaremos en el proceso de corrección. Nuestra obra ya no será la de un dummy.

Estar a la defensiva y decir que el profesional es un incompetente no te va a ayudar a ser mejor escritor. Tienes que tener en cuenta que el corrector hace sugerencias de cambios y es responsabilidad del autor aceptarlas o no.

Por otra parte tienes que saber que no existe el texto perfecto. Tantas veces como lo leas le vas a modificar algo. Le vas a encontrar algún error, aunque te lo haya corregido un profesional. Siempre encontraras algo que se podría mejorar.

 

Pide Información

 

Para llevar a cabo la corrección de estilo…. Tienes 3 opciones:

1.- Ir solo y gastarte cientos de euros probando distintas opciones sin garantías, además de desperdiciar entre 3 a 12 meses de tu vida completamente frustrado y avergonzado por haber publicado un libro lleno de errores que tus amigos han notado y teniendo que comenzar de nuevo. 

2.- Pedir a un amigo que te corrija el texto. ¡Cuidado! Ya sabes porque lo digo.

3.- Ir de la mano de quién ha publicado centenares de libros similares al tuyo conseguido la satisfacción de los autores, contratando el servicio de corrección de estilo a través de la editorial Letras de Autor.

Si una corrección de estilo te parece cara, compárala con la frustración y la vergüenza de tener que tirar los libros a la basura porque un amigo ha encontrado errores que te ponen la cara colorada.

 

 

 

LA redonda xs ¡Infórmate sin compromiso!    Contact-Methods-Phone-icon (+34) 91 197 72 63 \\ (+34) 656 851 435 \\ info@letrasdeautor.com

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies